Principios básicos para diseñar folletos publicitarios

A pesar del hecho de que los folletos se han vuelto muy comunes, a menudo con las manos francas, «empujados» por quienes los regalan, ¿pueden seguir siendo una forma eficaz de publicidad? ¡El más! Un elemento muy importante que afectará a sus ventas es el texto que escribimos en él. El contenido de este prospecto decidirá principalmente si el prospecto se vendería o no. Aprenda cómo crear una descripción interesante de su oferta y por qué los beneficios son más importantes que las ventajas.

Podemos dividir el folleto en una parte gráfica y un contenido que sea perfectamente complementario. Un principio importante de diseñar un folleto es empezar a crear a partir de la escritura de contenido. Nunca empieces con la creación de un diseño gráfico, este es un error muy común que afecta en gran medida a la eficacia de ventas del folleto y otras formas de publicidad.

¿Cómo escribir?

La primera página está destinada a animar al cliente a leer los detalles de su oferta. Se supone que contiene contraseñas cortas que le interesarán, recuerda el interesante encabezado, es para ser corto pero muy informativo presentar lo que quieres ofrecer al cliente. Recuerde que el folleto no puede estar superpoblado de texto y, por supuesto, debe ser claramente legible. Cuando venga a escribir una cita que usted pone en el folleto, utilice dicha redacción para preguntar al cliente directamente, no generativa el contenido del folleto a todas las personas sobre el terreno. Presente su oferta de tal manera que el cliente sienta que está volviendo a ella.

La parte más importante del contenido del folleto es el titular, si crees que vale la pena incluir solo el logotipo de tu empresa y su nombre, desafortunadamente te equivocas. El titular debe animar al cliente potencial a delinear en el contenido de su folleto, si no está diseñado adecuadamente, puede reducir la eficacia de su folleto publicitario.

El primer principio del diseño de los frotes

El folleto publicitario debe ser principalmente legible y visualmente atractivo. Es fácil de decir, pero es mucho más difícil de hacer. El error básico cometido por diseñadores inexpertos es sobrecargar el espacio del volante. Se vuelve ilegible, y la información contenida en ellos da discursos al receptor de familiarizarse con su contenido.

Por lo tanto, al diseñar hojas publicitarias, vale la pena seguir el principio de «menos es más». Un buen diseño debe distinguirse por un sistema gráfico reflexivo y un montón de espacio libre. Además, el folleto no puede contener demasiadas imágenes y otros gráficos – será suficiente para dos o tres ilustraciones. Si se requiere la especificación de su negocio, será bueno tener un mapa que explique a los clientes cómo llegar a la sede de la empresa.

Alta calidad

El hecho de que el folleto que usted da a los clientes potenciales debe ser de alta calidad es sin duda. Pero, ¿qué deberías entender? ¿Buen diseño? Seguro que sí. ¿Contenido reflexivo? Claro. Pero no se olvide del papel en el que se imprimirán los folletos. El mínimo absoluto es el papel de tiza con un peso de 135 gramos, aunque sus volantes harán aún más impresión si están impresos en papel del doble de peso y cubiertos con papel o barniz.

Prepárese para la impresión

Por último, pero igual de importante que el anterior, la pregunta es el modelo de espacio de color. No debe guardar el proyecto terminado en formato RGB. Está diseñado para el trabajo que se muestra sólo en la pantalla del ordenador y no es adecuado para materiales impresos – en su caso la mejor solución es el formato CMYK, lo que permite recrear con precisión el espacio de color diseñado del proyecto Impresión offset y digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *